LÍNEA METODOLÓGICA

Fomentamos en el alumno una actitud curiosa e investigadora que incluya la observación, la experimentación y la manipulación gratificante. El espíritu crítico debe admitir y respetar la diversidad.

Valoramos la capacidad de síntesis, los contenidos y las técnicas utilizadas, porque pretendemos que los alumnos adquieran destrezas y aptitudes que les faciliten la consecución de los contenidos.

En el ámbito de las humanidades también se desarrolla el espíritu crítico, la capacidad de discusión y de decisión y la necesidad colectiva de involucrarse en la mejora y el desarrollo de la realidad social.